Como hacer ejercicios para canto

Cuándo y cuánto practicar:

  • Los ejercicios deberían ser hechos de 3 a 6 días a la semana, una sola vez por día. Podemos comenzar con 3 días, y luego ir aumentando la practica hasta 5 o 6 días.
  • El tiempo puede durar entre 45 minutos a 1 hora o más. Todo eso puede variar de acuerdo a cuanto demore nuestra voz en calentar.
  • Los ejercicios se pueden hacer en la mañana, tarde o noche. Sin embargo se considera que son más eficientes si no hemos forzado la voz con anterioridad. Lo ideal es que la voz esté reposada antes de comenzar los ejercicios.

Antes de la ejercitación es recomendable:

  • Beber abundante agua. Se recomienda medio litro a una temperatura natural, no fría.
  • Hacer los ejercicios frente a un espejo.
  • Mantener una buena postura (lección 4 y 5)
  • No forzar la voz.
  • Recordar que nuestro cuerpo necesita un proceso y un tiempo que debemos respetar.
  • No consumir productos lácteos, como leche o queso.
  • Comer liviano o dejar pasar una o dos horas de digestión si la comida fue pesada.
  • Lo ideal es llevar una rutina de sueño de ocho a diez horas por día.

Durante la ejercitación es recomendable:

  • Con respecto a la respiración: No inhalar sin antes haber exhalado completamente.
  • Dejar fluir la voz. No forzarla.
  • Descansar si sentimos agotamiento o afonía.
  • Descansar si sentimos dolor o molestia en la zona laríngea.
  • No ejercitarnos si estamos con algún malestar físico.
  • Descansar entre ejercicio y ejercicio. Hidratarnos constantemente.
  • Descansar si notamos alguna disfonía.
  • Descansar si sentimos la necesidad de aclararnos la voz constantemente.
  • Si los problemas de carraspeo, disfonía o afonía, las molestias y los dolores, son constantes o demasiado frecuentes, se aconseja consultar a un otorrinolaringólogo.
  • Insistimos en el cuidado del cuerpo ya que las exigencias excesivas pueden resultar perjudiciales, incluso se podrían producir lesiones permanentes si no se estudia responsablemente.
  • Si sentimos malestar, nos detenemos y comenzamos nuevamente cuando la voz se recupere.
  • Cuando aprendamos a realizar los ejercicios correctamente, nuestra voz, los músculos fonadores, se acostumbrarán al trabajo y adquirirán mayor resistencia. Siguiendo estos consejos resolveremos problemas y veremos más y mejores resultados.
  • Si es posible, es bueno grabar las prácticas y llevar un registro de los progresos.
  • No ser severos con nosotros mismos. La paciencia es fundamental.
  • Hacer los ejercicios con alegría: divertirnos.

blog comments powered by Disqus

Recomendados