Autoconfianza y Desinhibición para cantar

Todos los cantantes, aún los de mayor trayectoria, sienten un conglomerado de sensaciones que podríamos denominar dramáticas, antes de salir a escena.

Nosotros, los principiantes, probablemente experimentemos una aguda adrenalina aún cuando nuestro público esté conformado por un grupo altamente reducido de personas. Algunos hasta afirman que cantar para los amigos suele ser el primer gran desafío de todo iniciado en esta disciplina artística.

Los nervios, el pudor y la inseguridad, se combinan con el deseo de ser escuchados. Lo importante y lo que hay que lograr es que aquellas emociones no nos priven de esta necesidad de expresarnos.

La autoconfianza se relaciona directamente al compromiso con el que llevamos adelante nuestro entrenamiento a lo largo del tiempo. Si disponemos de una buena técnica, acorde a nuestro estilo, podemos estar tranquilos de que tan mal no nos va a ir. Errores, fallas, deslices o tropiezos pueden suceder siempre que se cante en público.

Además de los ejercicios de precalentamiento que podamos efectuar antes de salir a escena, el principal objetivo debe ser lograr una conexión con lo que nos está pasando al momento de cantar. La idea es que, como artistas, logremos conjugar esas emociones dispares y confusas en una presentación original.

Algunas recomendaciones:
. Haber ensayado previamente hasta quedar conformes con los resultados finales.
. Pensar en nuestra voz como un instrumento que comunica. Lo importante en nuestra actuación no somos nosotros, sino el mensaje que transmitimos. Esta noción de nosotros como “artistas expresándose” también se relaciona a lo teatral. Estudiar algunas técnicas actorales puede servir para el desenvolvimiento en el escenario.
. Debemos aflojar los músculos y liberar tensiones antes de salir a escena. De esta manera lograremos una articulación apropiada.
. Debemos hacer ejercicios previos de calentamiento vocal siempre que sea posible.
. Otro aspecto que nos tranquilizará es estar familiarizados con las condiciones acústicas del lugar del show. Hacer una prueba de sonido es lo ideal.
. Pensar que el remedio más eficaz contra los nervios está dentro nuestro. Si sentimos que los nervios pretenden jugarnos una mala pasada, fijemos nuestra atención en las sensaciones corporales y trabajemos la respiración.
. Inspiramos aire lentamente, contando hasta seis. Retenemos contando hasta dos. Espiramos también en seis y descansamos en dos. Repitiendo esta secuencia pronto nos encontraremos con una mayor conexión con nosotros mismos, que nos ayudará a situarnos calmadamente.
. Usar lo que sentimos en beneficio de nuestra interpretación.
. También vale pensar que la instancia con el público debe ser un momento de fiesta, de entregar y recibir.
. No formarnos ideas negativas sobre quienes vayan a escucharnos. Esto suele estar relacionado a la falta de confianza o a razones más profundas y personales. Ayuda pensar en el público sin prejuicios de ninguna índole. Lo importante es que están ahí, van a escucharnos y nosotros daremos lo mejor para que el goce sea compartido.

blog comments powered by Disqus

Recomendados