Ataque vocal en canto

El Ataque vocal -concepto de la escuela Voice-Craft- se efectúa en el sistema fonador y se relaciona a la forma en que se emite el sonido. Como comentábamos en la Lección 15, el ataque tiene lugar mediante el mecanismo glótico que precede a la emisión del sonido laríngeo. Es decir, con el concepto de ataque vocal no estamos hablando de un sonido emitido, sino de la forma en que ese sonido se produce.

Tipos de Ataque vocal:

- Ataque vocal blando: El sonido se inicia con suavidad. La pérdida del aire antes de la emisión es mínima. El sonido comienza en el instante en que se inicia nuestra espiración. Mientras se canta, el aire debe fluir en delgada columna y hacer vibrar nuestras cuerdas vocales, de este modo, todo el aire espirado se transforma en sonido.
- Ataque vocal soplado: El sonido de la voz se mezcla con ruido de aire. El acercamiento de las cuerdas vocales es lento y por lo tanto el sonido comienza cuando la glotis no está todavía cerrada y deja escapar aire junto con el sonido.
- Ataque vocal duro: El sonido es brusco, con golpe de garganta o glotis. El cierre de las cuerdas vocales o aducción es enérgico. Debe realizarse con cuidado ya que su mala ejecución afecta a las cuerdas.

Función del sistema articulador en el Ataque Vocal:

Al emitir los sonidos diferenciados, la boca, es decir, el sistema articulador, altera su forma.
- Ejemplo de ataque blando: Probemos de reprimir un bostezo con los labios se cerrados. El fondo de la garganta se abrirá, el paladar va a elevarse y la boca se abrirá interiormente al máximo. Si en esta posición emitimos un sonido MMMMM prolongado, el aire llegará a los resonadores faciales provocando un leve cosquilleo. Si abrimos la boca emitiendo una vocal cómoda, habremos provocado un ataque suave.
- Ejemplo de ataque soplado: Haciendo lo mismo que en el ejemplo de ataque blando, soltemos esta vez el aire en cantidad insuficiente. Las cuerdas vocales se verán insuficientemente aproximadas, por lo que habrá una pérdida de aire.
- Ejemplo de ataque duro: Este ejemplo será a modo de ilustración, en abstracto, ya que su práctica, sin los suficientes conocimientos, puede lesionarnos. Imaginemos una cantidad demasiado grande de aire sobre una glotis contraída y cerrada. El efecto es de golpe de glotis. Se trata de un ataque brusco. El sonido saldrá duro. Esa emisión forzada es desastrosa para las cuerdas vocales y es una de las causas principales de la fatiga vocal.

Ejercicios

-Trabajaremos en las notas fáciles, cómodas, aquellas que ya poseemos naturalmente.
-El ejercicio consiste en aprender a atacar el sonido, investigar el timbre vocal, la firmeza y la homogeneidad de la voz.
-Inicialmente emitiremos sonidos sobre la vocal que nos sea más fácil. Empezando con esta, iremos pasando poco a poco a trabajar con las demás, hasta conseguir el equilibrio sonoro con todas ellas.
-En esta etapa es muy importante poder sentir la posición de la lengua y los labios y la forma de la boca.
- Emitimos el sonido M hasta lograr su cómoda colocación.
-Abrimos la boca emitiendo una vocal (siempre la más cómoda)
- Comenzamos a ascender por semitonos siempre y cuando el ataque sea cómodo (sin forzar) y el timbre sea homogéneo. También, se puede pasar sucesivamente por todas las vocales.

Para tener en cuenta:

-Es importante cuidar tanto la afinación, como que el timbre sea homogéneo y el sonido limpio. Las vocales deben ser perfectamente reconocibles.
-La velocidad de realización de los ejercicios debe ser equilibrada. Ni demasiado lenta, para que el ejercicio no pese y lleguemos con el aire; ni demasiado rápida, para que tengamos tiempo de colocar bien los articuladores.

blog comments powered by Disqus

Recomendados