Técnica de pizzicato para mano derecha

El pizzicato es una técnica que se usa en varios instrumentos de cuerdas, incluso en el piano, pero que en el bajo eléctrico supone una modalidad especial: La de silenciar o “mutear” las cuerdas mientras se las toca con la mano derecha para  que su sonido se parezca al pizzicato de un instrumento de cuerdas frotadas como el contrabajo, cuyo sonido es corto y con muy poco “sustain”.

Es típica del jazz y el bluegrass, algunos de los pocos estilos de música popular que utilizan contrabajo y del rockabilly, el psicobilly y el Hip-hop que permiten el bajo eléctrico pero tocado con al técnica del pizzicato para que suenen como un contrabajo. En la notación musical, un compositor que normalmente indica el artista intérprete o ejecutante debe usar pizzicato con la abreviatura pizz.

No hay "una manera única" de tocar el pizzicato, pero hay algunos principios a tener en cuenta sin importar qué técnica utilizamos. La idea principal es que la mano izquierda hace la mayor parte del trabajo en la generación de sonido. Entonces, tocar demasiado fuerte con la mano derecha puede ser contraproducente porque además de causar lesiones hacerlo juega en contra del sonido de esta técnica. Sin embargo, la mano derecha tiene un papel importante en el sonido del pizzicato: Dónde tocamos la cuerda, con qué velocidad muteamos el sonido luego de haberlo producido y, lo más importante, qué cantidad de piel de los dedos usamos para el muteo son variables cruciales en el tipo de tono fundamental que recibimos y en el carácter de su muteo.

La cuerda está muy relacionada con los dedos. Cuando la cuerda está vibrando, no sólo lo hace en su conjunto sino en sus partes. Entonces un sonido proveniente de una cuerda es en realidad una serie de sonidos conocida como “serie de armónicos",  y entonces el sonido de una cuerda que vibra es en realidad el equilibrio entre los sonidos de la serie de armónicos. En el bajo, cuanto más fundamental sea el sonido, mejor, y por eso queremos hacer hincapié en la vibración de toda la cuerda.

Cuando la cuerda se golpea con una pequeña área de contacto, los armónicos más altos de la serie de armónicos son "seleccionados". Hay "nodos " armónicos en toda la cuerda y si se la golpea con solamente la punta de un dedo, el balance de armónicos se mueve hacia el extremo superior de la serie de armónicos. Si se toca con una superficie mayor del dedo, vibrará una mayor longitud de la cuerda y algunos de los armónicos superiores se silencian y se destaca el tono fundamental.

Para tocar un pizzicato muchos de los bajistas más respetados principalmente tocan con la punta del dedo índice. Algunos ponen el dedo medio sobre el dedo índice y tocan con el índice para poner más peso sobre la cuerda. Algunos golpean con las puntas de los dedos índice y medio, al mismo tiempo. Algunos tocan principalmente con el dedo medio. Algunos alternan entre los dedos índice y medio, sobre todo en tempos más rápidos.
Para los pasajes más rápidos algunos utilizan las puntas de los dedos índice y mayor, alternando, con la mano derecha más cerca del diapasón que de costumbre para conseguir un sonido más oscuro. Aprender esta técnica de dos dedos de la mano derecha es una buena idea, aunque algunos optan por no utilizar esta técnica en absoluto a favor de la uniformidad del sonido fundamental.

En mi opinión, la variedad es la sal de la vida, si un instrumento puede emitir un sonido, o hacer sonidos contrastantes, debemos familiarizarnos con ellos e incluir estas opciones en nuestra paleta de sonidos, ¿por qué no?

 
blog comments powered by Disqus

Recomendados