Pasos basicos en el bajo

Lógicamente, lo primero que vas a hacer es poner cuerdas nuevas al bajo. Para eso, es probable que desees una bobinadora de cuerdas, de preferencia equipada con un par de cortadores de cuerdas (si no, es posible utilizar un cortador de alambre). Además, no olvides repasar nuestra lección acerca de cómo afinar el bajo, pero también se puede usar un afinador electrónico para poner a punto las nuevas cuerdas. Suelen costar alrededor de 20 dólares, pero vienen muy bien.

• Paso uno: Examina tu bajo cuidadosamente. Presta atención a cómo están colocadas las cuerdas actualmente en las clavijas. Mira cuántas vueltas de cuerda hay en cada una: Cuanto más gordas son las secuencias, menos pueden envolverse alrededor. Nunca superpongas la cuerda sobre sí misma: Debe tocar solamente palito de la clavija.

• Paso dos: Quita una de las cuerdas viejas, si las hay, y toma el extremo de la cuerda nueva que tiene una pequeña bola (algunas traen una tuerca); pasa la cuerda desde afuera hacia adentro del bajo por el agujero del puente. Algunos bajistas quitan las cuatro cuerdas inmediatamente, pero yo prefiero cambiar y afinar una a la vez. Esto es lo mejor para que los principiantes puedan recuperar la buena afinación del instrumento con mayor facilidad.

• Paso tres: Limpia el mástil del bajo con un paño seco o uno con una solución ligera de limpiador de muebles. Luego de esto y una vez pasada la cuerda por debajo del puente hay que extenderla hasta la clavija y enrollarla en su soporte o palito.

• Paso cuatro: No todos los bajistas lo hacen, pero a mí me parece bien comparar la longitud de la cuerda vieja con la de la nuevo y cortar posteriormente la nueva a una longitud similar. Esto evitará enganches, y otros problemas. Es una buena idea poner la nueva cuerda al lado de la que se acaba de sacar el bajo y cortar la nueva a una longitud igual o, quizá, a un centímetro menos, porque las cuerdas del bajo se estiran luego de cierto plazo. Pero no corras riesgos si nos estás seguro al realizar esta operación: Es mejor dejar la cuerda larga y más adelante repetir este paso que cortarla demasiado corta y tener que comprar otro juego de cuerdas.

• Paso cinco: Luego de pasar la cuerda por el agujero del palito de la clavija comienza a tensarla al girarla lenta y cuidadosamente, cerciorándote de que la cuerda no se está superponiendo a sí misma en cada vuelta. Repite el procedimiento hasta que tu bajo tenga todas sus cuerdas nuevas.

• Paso seis: Templa tu bajo con la ayuda del afinador electrónico, si es necesario, pero no olvides que no tienes que depender de él siempre. Si tu cuerda MI (E) está afinada (y si no lo está se puede hacer esto al ponerla en sintonía con el MI de un piano o un teclado, o pedir que un guitarrista toque un MI, o utilizar una página web que brinde las notas online para afinar los instrumentos de cuerda) a partir de esa cuerda en MI puedes utilizar el método llamado del “quinto traste” que explico a continuación:

Método del “quinto traste”

Coloca tu dedo en el quinto traste de la cuerda MI ya afinada. Toca esa nota. Entonces toca la cuerda LA, es decir, la cuerda siguiente. Si el bajo está afinado, ambas notas deben sonar exactamente con el mismo sonido. Y así sucesivamente: el quinto traste de la cuerda LA es el RE, la misma nota que la cuerda siguiente al aire. Y el quinto traste de la cuerda Re es un SOL. El mismo sonido que deberá tener la cuerda siguiente.

 
blog comments powered by Disqus

Recomendados