Escala armónica menor

Hoy quiero hablar de los solos ¿Y por qué es que hoy se me dio por mencionar los solos en esta entrada? Si sos guitarrista y no sos tímido como para improvisar, ya conocés el sentimiento, o más bien la sensación que produce la adrenalina corriendo por tus venas. Sin embargo, a veces también hay otro sentimiento: la frustración. Sí: la frustración de sentir que todo lo que estás tocando ya lo escuchaste (Y/o ya lo tocaste) en alguna parte. A pesar de que la causa de gran parte de esta ansiedad la causa nuestra tendencia natural a ser demasiado críticos con nosotros mismos, hay generalmente algo de verdad en esto como cause de tal frustración. Y, entonces, llega la hora de hacer algo al respecto.

Por supuesto, cuando uno escribe, lo hace por algo. Y cuando toca, también. Por eso, en este artículo quiero mostrar que una escala no tiene por qué ser demasiado complicada ni nueva para ayudarnos a producir melodías y solos hermosos y diferentes. A veces, sólo basta con introducir a nuestro caudal de conocimientos una nueva escala para que todo tome un nuevo giro. Así que esta entrada se trata de cómo utilizar la escala menor armónica para agregar sonidos nuevos, algo de inspiración y frescura a tus solos, pero sin complicaciones innecesarias.

La escala menor armónica es similar a la escala menor natural con excepción de una séptima aumentada. Esa séptima aumentada brinda a la escala menor armónica un intervalo distintivo del tres-semitonos (representados por tres trastes en la guitarra) que están ubicados entre la sexta y la séptima notas. Por ejemplo, la escala menor armónica de DO consiste de las notas DO, RE, MIb, FA, SOL, LAb y SI. Estas son las posiciones de la escala menor armónica:

Primera posición:

Harmonic minor scale

Segunda posición:

Harmonic minor scale

Tercera posición:

Harmonic minor scale

Cuarta posición:

Harmonic minor scale

Quinta posición:

Harmonic minor scale

“Sweeping” de la armónica menor

Harmonic minor scale

El aprendizaje de la digitación de las distintas posiciones de la escala menor armónica básica puede ser difícil al principio, si uno está acostumbrado a la forma más simple de la escala de blues. La solución es utilizar mucho el dedo meñique, y tocar correctamente las notas de la cuarta cuerda. Al hacerlo, es una buena idea comenzar con el dedo 2, seguir con el dedo 3, y después estirar el meñique para tocar la última nota de la secuencia.

Lo mejor es tocar practicar la escala de menor armónica desplazándola a lo largo del mástil de la guitarra. Esto puede parecer un poco difícil al principio, pero si uno se toma su tiempo en practicar esto y si además permite que su oído le guíe, uno pronto podrá trasladarse a diversas posiciones de la escala fácilmente. Lo mejor para incorporar el “dibujo” de la nueva escala es practicarla de manera ascendente y descendente en todas sus posiciones y después tratar de combinar dos o tres posiciones de la escala en dos cuerdas diferentes. Esto no sólo permite que tus dedos se acostumbren a la nueva escala, sino que también tu oído se irá familiarizando cada vez más con el sonido de la escala.

blog comments powered by Disqus

Recomendados